Skip to content

Temas para debate. 25 años del Grupo Comunicar: educomunicación, pasado, presente y futuro

octubre 23, 2014

grupo comunicarPara ver el debate completo

Este año, 2014, el Grupo Comunicar cumple 25 años desde su fundación, o lo que es lo mismo, celebra sus 25 años aportaciones al universo de la educomunicación en el mundo, ya que el Grupo Comunicar, ha sido desde sus comienzos síntesis, referencia y punto de encuentro de personas y profesionales de diversos ámbitos que han colaborado en el desarrollo de la educomunicación y de lo que fue, es y será. Algunos miembros del grupo estuvieron en los inicios de las ideas que dieron lugar a la confluencia de los procesos entre educación y comunicación, otros, hace años iniciaron en sus respectivos lugares tareas, trabajos, investigaciones sobre el proceso educomunicativo y sus implicaciones didácticas y otros, más jóvenes, han ido subiendo al carro en los últimos años, de la mano de las nuevas tecnologías y en plena sociedad de la información. En este debate participan varias personas con más o menos tiempo en el Grupo Comunicar, a quienes se les han hecho varias preguntas.
En el debate publicado en la revista Aularia han participado varias personas, todas ellas miembros del Grupo Comunicar: Ana Almansa Martínez, profesora en la facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Málaga, Juana María Ortega, profesora de Pedagogía de la Universidad de Jaén, Montserrat Vargas Vergara, profesora en la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Cádiz, Francisco Pavón Rabasco, profesor en la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Cádiz, Paloma Contreras Pulido, periodista, que ha sido directora de Uniradio, la Radio de la Universidad de Huelva, Sara Román García, profesora de Didáctica de la Expresión Musical en la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Cádiz. El coordinador del debate, ha sido Enrique Martínez-Salanova, director de Aularia.

Han contestado a ciertas cuestiones y comentado sus razones de estar en el grupo, sin evitar crítica y autocrítica. ¿Por qué entraste en el Grupo Comunicar? ¿Qué te ha supuesto el Grupo? Educomunicación: ¿Cómo compaginas los dos procesos, el educador y el comunicador en tu vida profesional? ¿A qué debemos dar mayor importancia, a la fuerza instrumental de los medios y su conocimiento o a la posibilidad que poseen de ser mecanismos de cambio social, de encuentro intercultural, de elementos para la concienciación? ¿Cómo abordas profesionalmente esta situación? Hablamos mucho de alfabetización mediática y, en ocasiones se la identifica con la educomunicación. ¿Estás de acuerdo? En caso de que pienses que son aspectos o elementos diferentes, ¿cómo los definirías o encajarías? ¿Qué relaciones existen entre ambos? Cuál crees que es tu responsabilidad profesional en la transmisión cultural, en la socialización, en los cambios sociales y cómo la encaras en tu trabajo. En tu opinión, ¿Cuál debiera ser el futuro del grupo? ¿Qué aspectos, medios o formas de expresión o de educación que el Grupo Comunicar no contempla, integrarías¿ A cuáles de las ya presentes darías más fuera?

Redes sociales como factor de inclusión social

octubre 22, 2014

timthumb

En el número 43 de la Revista Comunicar se publica un artículo sobre El apoyo social percibido como factor de inclusión digital de las mujeres de entorno rural en las redes sociales virtuales. El texto está escrito por las investigadoras de la Universidad de Sevilla M. Ángeles Rebollo y Alba Vico y aborda un tema muy original: cómo las redes sociales pueden contribuir a la percepción de inclusión de las mujeres en entornos rurales y cómo es percibido por las mujeres..

Para averiguarlo, las investigadoras han llevado a cabo 478 encuestas a mujeres rurales de Andalucía. Las mujeres tienen entre 18 y 65 años y viven mayoritariamente, con familia. Precisamente, esta investigación demuestra que existen diferencias en la percepción de inclusión por parte de las mujeres dependiendo de la edad, de la situación familiar y laboral. En este sentido, las que más apoyo social perciben en las redes sociales son las mujeres jóvenes, solteras, sin hijos.

En general, constatan que las mujeres de zonas rurales perciben un nivel medio de apoyo en redes sociales y también llegan a la conclusión de que existe una fuerte relación entre el apoyo social percibido por estas mujeres y su inclusión digital en las redes sociales.

La investigación presentada aborda, como decíamos al comienzo de esta publicación, un tema muy original, ya que fusiona los estudios de género, con el medio rural y las redes sociales. Sin duda, ingredientes que, ya por separado, son de interés y que juntos conforman un estudio que supone una gran aportación a la investigación, como mínimo en Educación y en Comunicación.

¿Quieres participar en el Concurso Educlips? ¡Apúntate ya!

octubre 21, 2014

¿Eres universitario? ¿Te gustaría participar en un concurso de vídeos? ¿Quieres formar parte de Educlips? O simplemente ¿quieres colaborar  como difusor de este certamen? Puedes ayudar promoviendo el sonido siguiente:

Sin título-4

Si quieres ver el programa de televisión dedicado a Educlips puedes pinchar en la imagen e irás directamente a la sección de TV a la Carta de TVE. En este espacio “La aventura del saber”, emitido el 16 de octubre de 2014, tuvimos la oportunidad de explicar el paso a paso para concursar en Educlips. La entrevista se encuentra concretamente entre el minuto 1′ 40″ hasta el 11′ 50″.

aventura

Recuerda, los vídeos que obtengan los 3 primeros lugares serán emitidos en “La aventura del saber”.

¡El 20 de noviembre de 2014 finaliza el plazo!

Las bases del concurso estan disponbiles en:  Concurso Educlips

¿CÓMO EVALUAR EL TRABAJO COLABORATIVO?

octubre 19, 2014
ordenadores2

El presente post trata de introducir y animar a la lectura del artículo publicado en el nº 43 de la Revista Comunicar titulado: “Las eRúbricas en la evaluación cooperativa del aprendizaje en la Universidad” realizado por los profesores de la Universidad de Málaga: Dr. Manuel Cebrián de la Serna, Dr. José Serrano-Angulo y Mayerly Ruiz-Torres, profesora de la Universidad Santo Tomas de Aquino de Bucaramanga (Colombia).

Partiendo de la idea de que el aprendizaje humano es fundamentalmente social, por lo que la construcción del conocimiento y el aprendizaje colaborativo es importante en todos los niveles educativos, exponen que el trabajo cooperativo mediante tareas y proyectos en equipo es una de las metodologías más generalizadas en educación para lograr las competencias de aprendizaje y que esas metodologías están teniendo cada vez mayor aceptación en la enseñanza universitaria, a pesar de la dificultad de evaluar y conocer los aprendizajes individuales producidos en cada uno de sus miembros.

El artículo es interesante porque nos muestra los resultados de un proyecto de I+D+i cuyo objetivo general consiste en «Analizar el impacto de las eRúbricas –rúbricas electrónicas- en la evaluación de los aprendizajes universitarios en sus diferentes modalidades», y pretende mostrar el alcance de esta herramienta para mejorar el aprendizaje de las competencias o habilidades cooperativas, producto del trabajo en equipo y la evaluación cooperativa de tareas en el laboratorio.

Para la lectura completa del documento pueden ir al siguiente enlace

Entrevista a Joan Ferrés. “Incluso cuando se recurre a argumentos racionales es imprescindible, para que sean efectivos, que sean afectivos.”

octubre 16, 2014

093 joan ferresPara leer la entrevista

En la sección, Aula viva de Aularia, se publican trabajos de alumnos sobre educomunicación que se han realizado en la aulas bajo la tutoría de quien, profesor, coordinador o director de trabajo, lo ha estimado oportuno. Los profesores s eponen en comunicación con Aularia y proponen la actividad. El premio a los dos mejores trabajos es la publicación en la Revis. Este ha sido el caso de la entrevista que dos alumnos de la Facultad de periodismo de Málaga han hecho a Joan Ferrés. La coordinación la ha llevado la profesora Laura López Romero, coordinadora provincial del grupo Comunicar en la provincia de Málaga, miembro del Consejo de Redacción de la Revista Aularia y Profesora en el Departamento de Periodismo de la Facultad Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Málaga.

” Está demostrado que los mecanismos inconscientes se desencadenan de manera automática mucho antes de que podamos adoptar una respuesta consciente ante ellos. Ante cualquier estímulo que se nos presente, el cerebro inconsciente reacciona automáticamente en función de la base de datos emocional que tenemos archivada en nuestra mente. Reaccionamos inconscientemente de manera positiva o negativa ante el rostro de una persona a la que no conocemos porque se parece a una persona de la que guardamos un recuerdo positivo o negativo. Reaccionamos de manera instintiva ante un rugido amenazador porque tenemos interiorizado ese sonido como peligroso.”

” Normalmente pensamos que la madurez va asociada a lo serio y a lo reflexivo, y no tiene por qué ser así. Yo creo que hay que adoptar un dieta mediática equilibrada. No hay que criminalizar, por descontado, el puro entretenimiento. Hay que buscar un equilibrio en el que haya espacio y tiempo para todo. Y más que pensamiento crítico, hay que tener una actitud crítica. Quiero decir que lo importante en el fondo es no quedarse en lo que pensamos sino pasar a lo que sentimos. Intentar gestionar nuestras emociones, en el sentido de ser conscientes de las que nos produce lo que vemos en la pantalla (porque esas emociones modificarán nuestras bases de datos emocionales) y trabajar para sentir las más adecuadas, en relación con la actitud crítica de la que hablaba.”

LOS INDICADORES DE IMPACTO DE LAS REVISTAS NO SON PERFECTOS

octubre 12, 2014

LOGOS SJREn mi post de hoy quiero referirme al colocado por Rafael Repiso en EC3 NOTICIAS titulado “El talón de Aquiles del SCImago Journal Rank (SJR)” donde expone que en un examen rutinario, cuando se publicó el SJR 2013, se identificó que a la revista Comunicar no se le estaban contando 17 citas recibidas en 2013, de las cuales 6 le hubiesen contado para el SJR 2013 (la misma revista no mostró pérdida de citas en Web of Science).
Por su elevado interés, adjunto parte del post y si quieren leerlo completo lo encontrarán aquí.
INTRODUCCIÓN AL INDICADOR

El Scimago Journal Rank (SJR) es un indicador de impacto de revistas, análogo al Impact Factor de Eugene Garfield, lanzado en el año 2007 por Felix de Moya Anegón y Vicente Guerrero Bote, del grupo de investigación SCImago, y que es utilizado como indicador referente en Scopus. En torno a este indicador, el grupo SCImago presenta su ranking de revistas SJR que, de forma similar a los Journal Citation Reports, clasifica a las revistas por su impacto dentro de diferentes categorías, ordenadas por cuartiles. Podemos decir que es uno de los indicadores con mayor reconocimiento para medir el impacto de las revistas por su forma de valorar la cantidad y calidad de las citas y además es “made in Spain”.

Este indicador posee tres características diferenciales en relación a su análogo, el Impact Factor:

Posee una ventana de citación de tres años. Este hecho, que ya incluía el Índice de Impacto de IN-RECS, hace que aumente la cantidad de información para el cálculo, con los consecuentes beneficios, especialmente en las áreas de humanidades (hay quien los critica porque piensa que provoca un retrato poco reciente de la revista).
No tiene en cuenta las auto-citas de las revistas. Esta decisión tiene una consecuencia inmediata: las revistas no pueden auto-incrementar artificialmente su impacto si no es con la connivencia de otras publicaciones, lo cual si no imposible es desde luego más difícil de conseguir. Aunque sea discutible esta criminalización de la autocitación.
No todas las citas valen lo mismo, sino que las citas están ponderadas y depende del valor de centralidad de la revista que las emite, en una forma similar al Page Rank de Google. Éste es el principal elemento diferenciador y el apartado más novedoso del indicador, pero en él también radica los principales problemas que expondremos a continuación.

THE PROBLEM

El principal problema del que ha sido acusado este indicador es la complejidad de su cálculo, que dificulta hasta imposibilitarlo que los resultados sean replicados, para realizar el cálculo del SJR de una revista se debe poseer el conjunto de citas de todo el sistema, para en primer lugar obtener el valor de ponderación de cada cita recibida por la revista. Es por ello que, una vez que anualmente se publica el impacto de las revistas, los editores de revistas se limitan a aceptar y creer en la validez de los resultados que se convierte en los que clásicamente se conoce como una caja negra.

De esta característica se deriva un problema aún mayor y que tiene que ver con la exactitud de los resultados. ¿Qué pasa si el sistema sobre el que se aplica el SJR comete errores a la hora de contabilizar las citas en una revista? Es decir, ¿qué pasa con los resultados del SJR si la base de datos Scopus no ha tenido en cuenta alguna cita a una revista o por el contrario ha incluido citas inexistentes?

CONSEJOS FINALES

Para acabar el post, me gustaría realizar un par de recomendaciones. En primer lugar se hace imprescindible que las revistas científicas incorporen procesos de normalización en las citas, estilo, inclusión del DOI, etc., para que éstas sean fácilmente identificables (algo que debería ser requisito casi imprescindible para la inclusión en Scopus). Igualmente se recomienda que las revistas planifiquen un estudio anual de citas previo al periodo de cálculo del indicador, con el objetivo de detectar a tiempo aquellas citas que no son tenidas en cuenta por el sistema y puedan ser reclamadas a Scopus a tiempo. Finalmente sería deseable que Elsevier y Scimago incorporasen un sistema de corrección de errores, por ejemplo un primer cálculo del SJR con un periodo posterior de un par de meses para la corrección de errores hasta el lanzamiento de una versión definitiva.

Gestión de la creatividad en entornos virtuales de aprendizaje colaborativos: un proyecto corporativo de EAD

octubre 11, 2014

10866__78_a_1Los entornos virtuales de aprendizaje (EVA) están convirtiéndose en una fuente de desarrollo de las nuevas propuestas de innovación educativa.
En el articulo “Gestión de la creatividad en entornos virtuales de aprendizaje colaborativos: un proyecto corporativo de EAD” de los profesores Felipe Chibás-Ortiz, Gerardo Borroto-Carmona y Fernando De-Almedia-Santos de Brasil y Cuba, en el número 43 de la Revista Comunicar, se describe la construcción de nuevos espacios de convivencia alumno-profesor utilizando la creatividad. El objetivo, según los autores, es aportar innovación al diseño de proyectos educativos de educación a distancia.

Los autores del estudio han tratado de conocer, con un método de encuestas cuantitativas y entrevistas cualitativas, la presencia de indicadores de creatividad en estudiantes en su interacción con entornos personales de aprendizaje. Los indicadores medidos son la originalidad, la aceptación de desafíos, la solución creativa de problemas y la flexibilidad, que se encuentran entre las competencias básicas de muchos de los programas educativos contemporáneos.

El texto analiza minuciosamente el diseño de la investigación realizada cuyo componente destacable es la comparación entre el grupo estudiado y un grupo de control. Por tanto, este diseño tiene la interesante característica de que puede ser aplicado fácilmente a otras circunstancias y objetivos, tanto en e-learning como en educación presencial.
Los resultados establecen que los indicadores de creatividad fueron mejores en el grupo en el que se aplicaron las técnicas de creación de vinculos comunicativos entre el alumnado a través de estos entornos virtuales de aprendizaje.

Si quieres leer el artículo completo puedes leerlo aquí.

Imagen bajo Licencia Creative Commons CC BY-NC-SA 3.0

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.435 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: